En Altertopia publicamos varios géneros, y uno de los principales es la ciencia ficción. Este género tiene una larga tradición, y varios géneros y subgéneros propios. A continuación, vamos a analizar los dos tipos básicos: la CF Dura y la CF Blanda. Seguí leyendo para saber más.

¬ŅQu√© es la ciencia ficci√≥n?

Robots, viajes en el tiempo, naves espaciales, hackers, transhumanismo, extraterrestres, armas avanzadas, mundos postapocalípticos: el imaginario de la ciencia ficción es tan amplio que es muy difícil definirlo en forma breve.

La ciencia ficción es uno de los géneros populares más amplios. Desde que la tecnología avanzada irrumpió en el mundo occidental, la especulación sobre los posibles avances futuros se convirtió en un ejercicio popular. Y como siempre el arte sigue a la cultura, se tardó muy poco tiempo en llevarlo a la literatura.

La ciencia ficción es un género narrativo que se expande en prácticamente todos los medios: literatura, historieta, cine, videojuegos, juegos de rol, etcétera. Sin embargo, sus límites son difusos, y muchas veces existen disputas internas sobre si algo es o no ciencia ficción.

Sin embargo, la ciencia ficción tiene su propia identidad. A grosso modo, podemos decir que la ciencia ficción es un género en el cual se realizan acciones extraordinarias a partir de un verosímil científico. En esto se diferencia de la fantasía, en la que lo sobrenatural está a la orden del día.

Sin embargo, existen dos formas concretas de entender la ciencia ficción: la variante dura y la variante blanda. A continuación, te explicamos en qué consiste cada tipo.

Soldados postapocalípticos
Los mundos postapocalípticos son una constante en este género

1. Ciencia ficción dura

Psi and/or magical powers, if real, are nearly useless.

Larry Niven, serie del Espacio Conocido

En sentido estricto, la ciencia ficci√≥n dura es aquella que est√° al d√≠a con la cuesti√≥n cient√≠fica, y no rompe las reglas bajo ning√ļn aspecto. Es decir, puede especular sobre la tecnolog√≠a futura, pero esta tecnolog√≠a debe ser plausible bajo el paradigma cient√≠fico vigente. Esto quiere decir que no se desviar√° ni un poquito del conocimiento cient√≠fico.

Esta variante se toma muy en serio la cuestión del verosímil científico. Si bien normalmente este género narrativo suele ser más bien ambiental que argumental, en este tipo incluso los mismos argumentos parten de premisas científicas.

Un ejemplo de esto es que, en una historia de ciencia ficción dura, no habrá viajes superlumínicos, ya que la ley de la relatividad nos pone un límite concreto a la velocidad a la que podemos viajar. Por supuesto, esta cuestión es relativa, y habría que decir que si la explicación es plausible, se la permite.

Otro elemento característico de la ciencia ficción dura es que da explicaciones detalladas de la tecnología que se usa. Esto se debe, en parte, a que originalmente era escrita por científicos o estudiantes que buscaban hacer difusión. Algunos de los autores más famosos son Larry Niven, Isaac Asimov e incluso Jules Verne.

2. Ciencia ficción blanda

dios con saco
¬ŅDioses gal√°cticos antropom√≥rficos? Definitivamente el plano de la ciencia ficci√≥n blanda.

A diferencia de la dura, la ciencia ficción blanda no está completamente abocada al verosímil científico, y a menudo toma temas propios de la ciencia ficción y los usa livianamente, sin preocuparse por mantener la consistencia científica a rajatabla.

En este sentido, las historias de ciencia ficción blanda tienden a tomar los tópicos científicos más como trasfondo de la historia que como elemento de desarrollo de la trama. Además, las leyes físicas no necesariamente están actualizadas, ni son enteramente consistentes. La ciencia, por eso, es difusa y poco realista.

√Ās√≠, en la ciencia ficci√≥n blanda importa m√°s el argumento que la ciencia. Por supuesto, esto no significa que no exista un veros√≠mil cient√≠fico, sino que este no es tan estricto. Y muchas historias ser√≠an directamente imposibles si nos atuvi√©ramos solo a las reglas de la ciencia ficci√≥n dura, como aquellas que entra√Īan viajes interestelares.

La escala de Mohs de la dureza

Por supuesto, como todo en la vida, este g√©nero no tiene blancos y negros, sino que opera en una escala de grises. Autores como Niven y Asimov, tradicionalmente considerados de ciencia ficci√≥n dura, no siguen las leyes f√≠sicas en forma estricta: se valen de artificios literarios para hacer sus historias m√°s interesantes. Y la mayor√≠a de los autores de ciencia ficci√≥n blanda tienen alg√ļn tipo de conocimiento cient√≠fico al menos elemental.

Por eso, a modo de chiste, la gente de TV Tropes propuso la Escala de Mohs de la Dureza de la Ciencia Ficción. Evidentemente, es un chiste con la verdadera escala de Mohs, que mide la dureza de los materiales, pero aplicada a la literatura.

Niveles de la Escala

Por supuesto, ninguna escala está completa si no tiene niveles. Por esta razón, acá te mostraremos los seis niveles diferentes de la ciencia ficción

  1. Ciencia sólo de nombre: Ciertamente no en el sentido literal. No hay absolutamente nada de ciencia real en estas historias, solo los tópicos clásicos del género. Hollywood es infame por esto, pero también obras queridas como Star Wars, Dr. Who, Futurama y tantos otros.
  2. Mundo de Flebotinum: El universo está lleno de Flebotinum aplicado (quintaesencia, eezo, etcétera), pero su funcionamiento es bastante consistente y, dentro del universo ficcional, se lo considera un campo científico en sí mismo. Ejemplos de este tipo son Evangelion, Star Trek o videojuegos como StarCraft.
  3. Física Plus: Como en el tipo anterior, hay varios casos de flebotinum aplicado, pero son más consistentes, y existen leyes reales o inventadas que la justifican. Además, estas leyes se exploran en relativo detalle. El universo de Mass Effect es un ejemplo concreto de esto.
  4. Una √ļnica gran mentira: En este tipo de ciencia ficci√≥n, las desviaciones de la ciencia ficci√≥n son m√≠nimas, a menudo con una √ļnica excepci√≥n a nuestro entendimiento de c√≥mo funciona el universo. A menudo, esta excepci√≥n es el viaje hiperlum√≠nico.
    Como en el caso anterior, esta excepción será investigada y fuertemente justificada. Cowboy Bebop y la mayoría de las historias de Robert Heinlein, Niven y Asimov caen en esta categoría.
  5. Ciencia Especulativa: El tramo final de la escala, en este punto no existen elementos fuera de la realidad, aunque se teoriza sobre posibles desarrollos científicos futuros: elementos que están fuera de nuestro alcance pero que en teoría son posibles.
    La serie “El Sue√Īo interestelar” de C de Ciencia, u obras especulativas sobre esferas de Dyson o civilizaciones de tipo 2 y 3 en la escala de Kardashev caen aqu√≠. Incluso, autores como Jules Verne, aunque ya ampliamente superados, tambi√©n.
  6. Vida real: El reverso del nivel 1, ficción solo de nombre. Son obras que ni siquiera se desvían de la realidad histórica, o de una cuestión propagandística. La serie Mars, producida por Elon Musk en Netflix, caería aquí: es un programa a seguir, no una ficción.

Tus historias preferidas, ¬Ņen qu√© parte de la escala caen? Ac√° te dejamos el primero de los videos de una peque√Īa serie de C de Ciencia: El sue√Īo interestelar.

Conclusiones

Por supuesto, hay muchísimo más que decir sobre la ciencia ficción. Ni siquiera tocamos los subgéneros, que son muchos y muy diversos, sobre todo después de un siglo de avances y nuevas posibilidades en el horizonte, y no pocas decepciones.

Sin embargo, por su diversidad y riqueza, la ciencia ficci√≥n es uno de los g√©neros m√°s populares. Adem√°s, suele ser uno de los que se escriben con mayor conciencia de su p√ļblico, debido a la ley de Niven:

Si no tenés nada que decir, decilo de la manera que quieras. Innovaciones estilísticas, tramas retorcidas o inexistentes, pronombres exóticos, inconsistencias internas, la receta para preparar a tu amante como un banquete caníbal: sentite libre. Si lo que tenés para decir es importante y/o difícil de entender, usá el lenguaje más simple posible. Si el lector no lo entiende, que no sea tu culpa.

Y si te gust√≥ este art√≠culo, segu√≠ navegando nuestras p√°ginas para conocer m√°s. Y si quer√©s leer alg√ļn relato de ciencia ficci√≥n, pod√©s descargar gratis nuestra Antolog√≠a Rel√°mpago.